Visitas a Tallers


Mapa Abasto
...un poco de historia

Donde hoy se encuentra el edificio característico que da nombre al barrio se sucedieron diversas formas de vida que fueron acomodándose al devenir social, cultural y económico del país.
Había una vez un lugar con lagunas, pastizales y arroyos que llegaban al río. Más tarde los primeros habitantes lo transformaron en quintas. Durante la década de 1870 con los primeros loteos, comienza a perfilarse lo urbano. La epidemia de fiebre amarilla (1871) dio origen a la parada del Tren de los Muertos, en Boulogne Sur Mer y Corrientes, desde donde partían los féretros hacia el cementerio de la Chacarita.

Cerca de 1880 la zona era la "orilla" de la ciudad, donde compadritos guapos y cuchilleros arreglaban sus cuentas. Con el proyecto del Mercado de Abasto Proveedor, llevado a cabo por la unión de puesteros y productores, el barrio toma forma y una organización particular. Hoy puede verse parte de aquel viejo Mercado inaugurado en 1893 con su modificación de 1907, sobre Lavalle, entre Anchorena y Agüero.

Las "casas-chorizo", que poblaban la zona, eran inquilinatos que albergaban a gran parte de los inmigrantes que llegaban a la Argentina por entonces, "para hacerse la América".

Cerca de 1930, aparece el tranvía, que revoluciona la vida de los nuevos porteños, como ocurriría luego con la llegada del subterráneo. En el año 1934 se inauguró la ampliación del edificio del Mercado, cuya fachada aún puede verse sobre la avenida Corrientes.

Paralelamente, la diversidad de culturas que convivían en sus calles daban impulso a un movimiento artístico riquísimo. El barrio se pobló de teatros (criollo, español y judío), de artistas y personalidades. Carlos Gardel, "el Morocho del Abasto", es uno de sus más grandes exponentes.

En 1984, con el cierre definitivo del Mercado se produce un vacío laboral y social que origina, como una necesidad, una renovación cultural. Luca Prodan, entonces habitante del barrio, compone su ya clásico "Mañana del Abasto", donde los describe por esos días.

Aparece Babilonia, a medida cuadra del Mercado, que se convierte en el escenario de las obras de teatro de Tato Pavlovsky, por ejemplo. En tanto que la casa de la pintora Marcia Schvartz es el lugar de encuentro "underground" con Batato Barea, Urdapilleta, Miguel Abuelo, Kuropatwa y otros...

Reabierto el edificio del mercado en 1998 como centro comercial el Abasto es y será esa mezcla rara de polca, sainete y tango; puesteros, changarines, artistas, bodegones, subte, tranvía y colectivos; peruanos, judíos y griegos; tanguerías, truco y bailanta; cartoneros, juego, cine y quiniela; Pugliese, Prodan, Gardel, Piazzolla, Troilo. Rufino, Cadícamos... todo el pasado eterno alumbrando el presente y el futuro.

Actualmente podemos ver ese camino que va desde el tango de ayer al Buenos Aires de hoy ya que decenas de instituciones y de artistas siguen eligiendo formar parte de la amplitud y variedad cultural del Abasto.



< ampliar >
Ampliar Mapa

 

 

 

 

 

 

 

 

home contacto agenda mapa de sitio